Espirometría

 

Qué es?

La espirometría es un estudio rápido e indoloro en el cual se utiliza un dispositivo manual denominado "espirómetro" para medir la cantidad de aire que pueden retener los pulmones de una persona (volumen de aire) y la velocidad de las inhalaciones y las exhalaciones durante la respiración (velocidad del flujo de aire).

Este estudio se utiliza en niños mayores de 5 años.

El espirómetro está formado por dos piezas: una boquilla y un tubo que se conecta a una máquina, que registra y muestra los resultados.

Las indicaciones para realizar una espirometría son las siguientes:

  • Evaluar la función pulmonar ante la presencia de síntomas respiratorios (tos, expectoración, disnea, sibilancias, etc.) o signos de enfermedad (radiografía de tórax anormal, acropaquias, etc.).
  • Es imprescindible para el diagnóstico y necesaria para el seguimiento de pacientes con asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y otras enfermedades respiratorias.
  • Valorar el impacto sobre la función pulmonar de enfermedades de otros órganos o sistemas (patología cardiaca, renal, hepática, neuromuscular, etc.).
  • Cribado en pacientes con riesgo de padecer enfermedades respiratorias (tabaco, exposición a agentes ocupacionales, procesos alérgicos, etc.).

  • Evaluar el riesgo de procedimientos quirúrgicos.
  • Valorar la presencia de alteración respiratoria ante solicitudes de incapacidad profesional u otras evaluaciones médico-legales.
  • Cuantificar una alteración conocida de la función pulmonar y valorar evolución con/sin intervención terapéutica.
  • Evaluar la respuesta terapéutica frente a diferentes fármacos o en ensayos clínicos
    farmacológicos.
  • Estudios epidemiológicos que incluyan patología respiratoria.

Fuente
Documento de Consenso sobre Espirometría en Andalucía
http://www.neumosur.net/files/consenso_ESPIROMETRIA.pdf

Otros artículos relacionados: