Anuncios

Tratamiento del Lupus

 

No existe cura para el lupus, pero hay tratamientos. Su tratamiento dependerá de sus síntomas y sus necesidades. Los objetivos del tratamiento son:

  • Prevenir exacerbaciones
  • Tratar los síntomas cuando aparecen
  • Reducir el daño a los órganos y otros problemas
Anuncios

Es posible que el tratamiento incluya el uso de medicamentos para:

  • Reducir la inflamación y el dolor
  • Prevenir o reducir las exacerbaciones
  • Disminuir la respuesta del sistema inmunológico
  • Reducir o prevenir el daño de las articulaciones
  • Reducir o prevenir el daño de los órganos

Tenga cuidado con los suplementos

Nunca tome vitaminas o suplementos de hierba sin primero consultar con su medico. Puede ser que estos no se mezclen bien con medicinas que toma para tratar el lupus.

Los fármacos cumplen una función importante en el tratamiento del lupus. Probablemente, los fármacos que se le receten cambiarán con frecuencia durante el tratamiento.

Los tipos de fármacos utilizados comúnmente para tratar el lupus incluyen:

  • Fármacos antiinflamatorios no esteroides (Nonsteroidal anti-inflammatory drugs, NSAID). Los NSAID se utilizan para reducir el dolor y la hinchazón de las articulaciones y los músculos. Pueden ser eficaces para el lupus leve, cuando el dolor no es tan fuerte y no hay compromiso de los órganos vitales. La aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno son algunos NSAID de venta sin receta médica. Para obtener NSAID más potentes se necesita una receta médica. Los NSAID pueden producir malestar estomacal, acidez estomacal, somnolencia, dolor de cabeza, retención de líquidos y otros efectos secundarios. Los NSAID también pueden provocar problemas en la sangre, el hígado y los riñones si se utilizan en exceso.
     
  • Corticosteroides. Los corticosteroides son hormonas que se encuentran en el cuerpo. Las versiones artificiales se usan para reducir la inflamación, la sensibilidad y el dolor en muchas partes del cuerpo. En dosis altas, pueden disminuir la respuesta del sistema inmunológico. Con frecuencia, estos fármacos se denominan "esteroides". Son diferentes de los esteroides que utilizan algunas personas que hacen deportes o levantan pesas. Los corticosteroides vienen en forma de píldoras o líquidos, cremas para aplicar sobre la piel y en forma de inyección. La prednisona  es uno de los fármacos utilizados comúnmente para tratar el lupus. Los síntomas del lupus tienden a responder muy rápidamente a estos potentes fármacos. Una vez que esto ocurre, el médico disminuye la dosis lentamente hasta que ya no son necesarios. Cuanto más tiempo una persona utiliza corticosteroides, más difícil es disminuir la dosis. Pero interrumpir el uso de este medicamento de inmediato puede dañar el cuerpo. Asegúrese de utilizar el medicamento tal como le indique su médico. Los corticosteroides pueden tener muchos efectos secundarios, por eso su médico deberá recetarle la dosis más baja posible. Los efectos secundarios a corto plazo pueden incluir: cara redondeada o hinchada, acné, acidez estomacal, aumento del apetito, aumento de peso y cambios del estado de ánimo. Estos efectos secundarios suelen desaparecer cuando se interrumpe el uso del fármaco. Los efectos secundarios a largo plazo pueden incluir: hematomas que aparecen fácilmente, adelgazamiento de la piel y el cabello, debilitamiento o daño óseo, hipertensión, daño arterial, nivel alto de azúcar en sangre, infecciones, debilidad muscular y cataratas. El médico quizá le recete medicamentos junto con los corticosteroides para prevenir algunos efectos secundarios, como la osteoporosis.
     
  • Fármacos contra la malaria. Los medicamentos utilizados para prevenir o tratar la malaria se utilizan para tratar el dolor articular, las erupciones cutáneas y las llagas bucales. Dos fármacos habituales contra la malaria son la hidroxicloroquina (Plaquenil®) y el fosfato de cloroquina (Aralen® phosphate). Los efectos secundarios de los fármacos contra la malaria pueden incluir: malestar estomacal, náuseas, vómitos, diarrea, dolor de cabeza, mareos, visión borrosa, problemas para dormir y picazón.
     
  • Agentes inmunosupresores/quimioterapia. Estos agentes se utilizan en casos graves de lupus, cuando los órganos más importantes no funcionan bien y otros tratamientos no dan resultado. Suprimen el sistema inmunológico para limitar el daño a los órganos. Algunos ejemplos son la azatioprina (Imuran®) y la ciclofosfamida (Cytoxan®). Estos fármacos pueden provocar efectos secundarios graves, como náuseas, vómitos, caída del cabello, problemas de vejiga, disminución de la fertilidad y aumento del riesgo de desarrollar cáncer e infecciones.

Usted y su médico deben revisar el plan de tratamiento con frecuencia para asegurarse de que sea eficaz. Informe a su médico sobre cualquier efecto secundario que tenga o si los medicamentos ya no alivian sus síntomas. Informe a su médico si tiene síntomas nuevos. Nunca interrumpa ni cambie el tratamiento sin antes hablar con su médico. Además, es probable que necesite otros fármacos para tratar las enfermedades relacionadas con el lupus, como medicamentos para tratar la hipertensión o la osteoporosis

Fuente
Human Services’ Office on Women’s Health

Anuncios

English

  • Artículos relacionados con Lupus
  • Criterios para la Clasificacion del Lupus Eritematoso Sistémico

    Para decir que una persona tiene LES se requiere que reúna 4 ó más de estos 11 criterios en serie o simultáneamente, durante cualquiera de los periodos de observación.

  • Datos sobre el Lupus

    El lupus es una enfermedad auto inmune crónica que, por razones desconocidas, hace que el sistema inmune ataque por error a las células y tejidos sanos del cuerpo.

  • Lupus index

    Lupus indice de articulos

  • Lupus y diabetes

  • Lupus y Embarazo

    Lupus y embarazo. Las mujeres que tienen lupus pueden quedar embarazadas sin problema. Si la enfermedad está bajo control, es poco probable que el embarazo produzca exacerbaciones.

Anuncios