Anuncios

Guías mejoradas en materia de equipos de protección personal contra el Ébola para los trabajadores de la Salud de Estados Unidos. 20 de octubre 2014

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) está haciendo más estricta la guía anterior de control de infecciones para los trabajadores de la salud que atienden a pacientes con Ébola, para asegurar que no haya ambigüedad en las guías.

La guía se centra en el equipo de protección personal  específico (EPP) que deben utilizar los trabajadores de salud y ofrece instrucciones detalladas paso a paso sobre la forma en que se debe poner el equipo y como quitarlo sin peligro.
 

La experiencia reciente al tratar a los pacientes con Ébola de manera segura en el Hospital de la Universidad de Emory, Nebraska Medical Center y del Centro Clínico de Instituto Nacional de Salud se refleja en la guía.

La mejora de la guía se centra en tres principios:

  • Todos los trabajadores de la salud se deben someter a un riguroso entrenamiento y deben conocer y ser competentes con el equipo de protección personal, incluyendo la técnica para ponerse y quitarse el traje de una manera sistémica (sin saltarse u olvidar pasos)
  • No debe haber exposición de la piel cuando se usa el equipo de protección personal
  • Todos los trabajadores deben ser supervisados ​​por un monitor/observador entrenado que observa a cada trabajador cuando se pone y se quita el traje de protección personal para asegurar que se siga cada paso.
Anuncios

Durante el tratamiento de todos los pacientes con ébola en el Hospital de la Universidad de Emory, Nebraska Medical Center y el Centro Clínico de Instituto Nacional de Salud se han seguido los tres principios. Ninguno de los trabajadores en estas instalaciones ha contraído la enfermedad.


Principio N° 1: Entrenamiento riguroso y repetido

Centrarse sólo en el equipo de protección personal da una falsa sensación seguridad al trabajador cuando brinda la atención. La formación es un aspecto fundamental para  asegurar el control de la infección.

Las instalaciones deben garantizar que todos los profesionales de la salud practiquen numerosas veces para asegurarse que entienden cómo usar adecuadamente los equipos, sobre el paso a paso de ponerse y quitarse el equipo de protección personal de manera segura.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y sus socios, impulsarán la oferta de cursos de formación para el personal de salud en todo el país para reiterar todos los aspectos de las recomendaciones para la atención segura de pacientes.

Principio N° 2: No debe haber exposición de la piel cuando se usa el equipo de protección personal

Dado el cuidado intensivo e invasivo que los hospitales estadounidenses ofrecen a los pacientes de Ébola, las guías más estrictas ponen mayor énfasis en que no debe haber exposición de la piel cuando se utiliza el equipo de protección personal.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) está recomendando el mismo equipo de protección incluido en las guías del 01 de agosto 2014, con la adición de vestimenta que cubra todo el cuerpo y de capuchas desechables un solo uso.

Las gafas ya no son recomendables ya que pueden no proporcionar una cobertura completa de la piel en comparación con una careta desechable de protección facial completa de un solo uso.

Otras razones por las cuales las gafas no recomiendan son: no son desechables, pueden empañarse después de un uso prolongado, y los trabajadores de la salud pueden tener la tentación de manipularlos con guantes contaminados.

Anuncios

Equipo de protección personal

El equipo de protección personal que se recomienda para trabajadores de la salud de Estados Unidos que atienden a pacientes con Ébola incluye:

  • Guantes dobles
  • Cobertores para botas que sean resistentes al agua y que cubran por lo menos la mitad de la pantorrilla o utilizar cubrepiernas
  • Traje resistente o impermeable a fluidos de un solo uso que se extienda por lo menos a la mitad de la pantorrilla o sobretodo (overol) sin capucha integrada.
  • Respiradores, tanto los respiradores N95 como respiradores purificadores de aire forzado.
  • Careta de protección completa de un solo uso (desechable).
  • Capuchas quirúrgicas para asegurar una cobertura completa de la cabeza y el cuello.
  • Delantal resistente al agua y que cubra desde el torso hasta la mitad de la pantorrilla (y que cubra la parte superior de las botas o cubrebotas) debe ser utilizado si los pacientes de Ébola tienen vómitos o diarrea.

Anuncios

La guía describe diferentes opciones para combinar el equipo de protección personal para permitir a una instalación de salud seleccionar el equipo de protección persona para sus protocolos en base a la disponibilidad, la familiaridad del personal de salud con el equipo, la comodidad y la preferencia del personal sin dejar de ofrecer un alto nivel de protección estandarizada para el personal sanitario.


Las guías deben incluir:

  • Dos opciones recomendadas y  específicas de equipo de protección personal, a elegir por los centros de salud. Ambas opciones deben proporcionar una protección equivalente si se utilizan, se ponen y se quitan correctamente.
  • Áreas designadas para ponerse y quitarse el equipo de protección personal. Las instalaciones deben asegurarse de que el espacio y el diseño permitan una separación clara entre las áreas limpias y las potencialmente contaminadas
  • Un observador capacitado para supervisar el uso correcto del equipo de protección personal y la eliminación segura del mismo
  • Instrucciones paso a paso para el proceso de quitarse el equipo de protección personal que incluyan:
  • Desinfección del equipo de protección personal visiblemente contaminado con un desinfectante registrado por la EPA antes de quitarse el equipo
  • Desinfección de los guantes, utilizando ya sea un desinfectante registrado por la EPA o un desinfectante para manos a base de alcohol entre los pasos para quitarse el equipo de protección personal.

Principio N° 3: Monitor u observador entrenado

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomienda un monitor/observador entrenado que observe activamente y supervise a cada trabajador durante el proceso de ponerse y quitarse el equipo de protección personal. Esto es para asegurar que cada trabajador sigue paso a paso los procesos, especialmente durante la desinfección del equipo de protección personal visiblemente contaminado.

El monitor/observador entrenado puede detectar cualquier traspié o error en tiempo real, y abordar de inmediato el problema.
El equipo de protección personal es sólo un aspecto en el control de infecciones.

Anuncios

Es fundamental centrarse en otras actividades de prevención para frenar la propagación del ébola en los establecimientos de salud, incluyendo:

  • Tamizaje y triaje a tiempo de los potenciales pacientes con ébola
  • Designar un administrador en el centro de salud para garantizar la correcta aplicación de las precauciones
  • Limitar el personal que ingresa en la sala de aislamiento
  • Saneamiento y desinfección ambiental efectiva

Piense en el Ébola y cuide a su paciente con cuidado

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)  le recuerda a los trabajadores de la salud que deben "pensar en el Ébola" y "Cuidar con cuidado".

El personal de salud debe realizar un historial detallado de los viajes o posible exposición al ébola en los pacientes que presentan fiebre, dolor de cabeza intenso, dolor muscular, debilidad, diarrea, vómitos, dolor de estómago o hemorragia inexplicable.

Si el paciente se encuentra bajo investigación por Ébola, los trabajadores de la salud deben activar el plan de preparación para el ébola del hospital, aislar al paciente en una habitación separada con baño privado, y deben asegurarse que los protocolos para el uso y disposición del equipo de protección personal están al día. Los trabajadores de la salud no deben tener contacto físico con el paciente sin ponerse el equipo de protección personal  apropiado.

La guía del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)  para los centros hospitalarios de Estados Unidos es similar a la guía de Médicos sin Fronteras.

Tanto los documentos de orientación de Médicos sin Fronteras y del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)  y se centran en:

  • Protección de la piel y de las membranas mucosas de cualquier exposición a sangre y fluidos corporales durante la atención al paciente
  • Protocolo meticuloso y sistemático para ponerse y quitarse el equipo de protección personal para evitar la contaminación y asegurar el uso correcto de los EPI
  • El uso de la supervisión y de observadores para asegurar que los procesos se sigan paso a paso en cada ocasión
  • Desinfección del equipo de protección personal antes de quitárselo:

    • El CDC recomienda desinfectar el equipo de protección personal visiblemente contaminada con un desinfectante registrado por la EPA.
    • Limpie antes de quitarse o remover el equipo.
    • Además, el CDC recomienda la desinfección de los guantes utilizando ya sea un desinfectante registrado por la EPA o utilizando un desinfectante para manos a base de alcohol.
    • Debido a las diferencias en el sistema de salud de Estados Unidos y los centros asistenciales de África Occidental, la guía de Médicos sin Fronteras recomienda el uso de spray como un método para la desinfección del equipo de protección personal en lugar de toallas desinfectantes.

Cinco Pilares de la Seguridad

El CDC recuerda a todos los trabajadores de la salud que el equipo de protección personal es sólo un aspecto para el control de infecciones y para proporcionar una atención segura a los pacientes con Ébola. Otros aspectos incluyen cinco pilares de la seguridad:

  • El administrador o líder del centro de salud tiene la responsabilidad de proporcionar los recursos y el apoyo para la implementación de medidas de prevención eficaces. La administración debe mantener una cultura de seguridad de los trabajadores en la que el equipo de protección personal apropiado está disponible y se mantiene correctamente, y se proporciona a los trabajadores con el entrenamiento adecuado.
  • Designar un administrador o encargado de las instalaciones para atender casos de Ébola en el centro de salud, este será responsable de la supervisión de la aplicación de las precauciones para el personal de la salud y la seguridad del paciente en el centro de salud.
  • Procedimientos claros y estandarizados donde las instalaciones elijan una de dos opciones para los equipos y tengan un plan de respaldo en caso de que los suministros no estén disponibles.
  • Personal de salud capacitado: los centros de salud deben garantizar que todo el personal de salud practique numerosas veces para asegurarse de que entienden cómo usar apropiadamente el equipo.
  • La supervisión de las prácticas son fundamentales para garantizar que los protocolos de aplicación se realizan con precisión, y que cualquier error en poner o quitar el equipo de protección personal se identifica en tiempo real, para que sea corregido o para que se tomen medidas de contingencia, en caso de una exposición potencial al virus.


Fuente

Tightened Guidance for U.S. Healthcare Workers on Personal Protective Equipment for Ebola
Centers for Disease Control and Prevention

Geosalud 23 de octubre 2014

Anuncios