Dieta para  Disminuir  los Niveles de Colesterol Malo


Dieta y ácido úrico
Dieta y litiasis renal
Dieta para reducir colesterol malo
Dieta del paciente con migraña
Dieta para reducir triglicéridos altos

Las personas que comían una combinación de alimentos reconocidos para reducir el colesterol durante 6 meses redujeron con mayor eficacia su colesterol LDL (o colesterol malo) que los que consumían una dieta baja en grasas saturadas. Estos son los resultados publicados en el Journal of the American Medical Association por un equipo de investigadores canadienses.
 
Los consejos nutricionales convencionales que buscan disminuir las grasas circulantes y el riesgo de enfermedad cardiaca coronaria (CHD) han sido relativamente ineficaces en comparación con el tratamiento médico con los medicamentos denominados estatinas. Sin embargo, algunos alimentos son conocidos por sus propiedades para reducir el colesterol LDL (malo), y estudios controlados a corto plazo,  han indicado el potencial beneficio a la salud del corazón de consumir una combinación de estos alimentos.


En este estudio aleatorio, un equipo de investigadores reclutaron a un total de 345 personas con colesterol alto en sangre de 4 lugares  diferentes en Canadá. Los participantes fueron asignados al azar a uno de los tres regímenes dietéticos durante seis meses:

1) Una dieta de bajo contenido de grasa (grupo de control)
2) Una dieta que incluía alimentos para reducir el colesterol  combinados con 2 visitas médicas (esquema de rutina)
3) Una dieta con alimentos para reducir el colesterol combinado con 7 visitas médicas (esquema intensivo).
Los efectos sobre los lípidos sanguíneos fueron comparados entre el valor inicial (0 semanas) y 6 meses.

Los médicos aconsejaron a todos los pacientes seguir una dieta vegetariana para mantener el peso y mantener una historia de los alimentos que consumían durante los 7 días de la semana.

Los consejos para el grupo de control se centraron en consumo de lácteos bajos en grasa, cereales de grano entero, frutas y verduras, pero evitando consumir  los componentes de la dieta con alimentos para disminuir el colesterol.

Los otros participantes fueron alentados a cumplir con el consumo diario de alimentos para reducir el colesterol (utensilios de medición se proporcionan para el control de porciones):

  • 0,94 g de esteroles vegetales (fitoesteroles) enriquecidos por 1000kcal de la dieta

  •  9,8 g de fibra de viscosa por 1000kcal de la dieta obtenidos de avena, cebada y psyllium

  • 22,5 g de proteína de soja por 1000kcal de la dieta como leche de soya, el tofu y los análogos de carne de soya

  • 22,5 g nueces, frutos secos como las nueces de árbol y maní por 1000kcal de la dieta

  • Comer guisantes, habas y lentejas también fue alentado.

Aquellos que siguieron la dieta de alimentos para disminuir el colesterol redujeron su colesterol LDL (14% intensivo, 13% el tratamiento de rutina) significativamente más que la dieta de control   (-3%). Es importante destacar que la dieta para disminuir el colesterol redujo el colesterol LDL (malo), sin disminuir también el colesterol HDL (colesterol bueno).

Esto se calcula para dar lugar a una reducción relativa de 10,8% (rutina) o 11,3% (intensivo), respectivamente, en el riesgo calculado a 10-años de enfermedad cardiovascular, en comparación con una reducción del riesgo no significativo de 0,5% en la dieta de control.
La reducción absoluta a 10 años del riesgo de enfermedad cardiovascular  fue del -0,9% en el tratamiento de rutina y de -1,2% en el tratamiento intensivo, mientras que la dieta baja en grasas sólo produjo un cambio de -0,3%.

El consumo real de los 4 productos de la dieta para disminuir el colesterol  fue de un 41% (dieta de rutina) y el 46% (dieta intensiva), y este nivel de ingesta se relacionó con el porcentaje de reducción en el colesterol LDL. La frecuencia de las visitas (2 frente a 7) no tuvo ningún impacto en la adherencia a la dieta, o en la reducción de LDL.
 
La población estudiada fue principalmente blanca, con riesgo bajo a intermedio de enfermedad cardiovascular y con un peso corporal relativamente bajo. Además, antes del estudio,  los pacientes consumían dietas bajas en grasas saturadas y colesterol. Por lo tanto, la eficacia de la dieta en individuos que no siguieran de antemano una dieta baja en grasa sigue siendo desconocida, aunque es probable que sea aún mayor.

Los autores concluyeron que aconsejar a las personas a llevar una dieta  sana, baja en grasas, que también incorpore fibra viscosa adecuada, esteroles vegetales, proteína de soja y nueces, tiene el potencial para reducir el colesterol a través de la práctica clínica habitual.

Fuente
Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC) 

Artículos relacionados

Triglicéridos Altos

Nutrición


Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico