Prevención del Vértigo

En la prevención del vértigo las siguientes medidas pueden ser de mucha utilidad:

  • Evite los cambios bruscos de posición, especialmente al reincorporarse o al girar. También los movimientos rapidos o giros bruscos de la cabeza y mirar hacia arriba.
  • Use tapones cuando nade.
  • Prevenga determinadas enfermedades infecciosas vacunándose a tiempo.
  • No introduzca nada en los oídos (bastoncillos de algodón). Si tiene excesivos picores o tapones de cera, acuda a su médico.
  • Evite estar en zonas en las que haya ruidos muy fuertes, si no puede evitarlo use auriculares protectores.
  • Hágase un examen anual de la vista.
  • Use casco en determinadas actividades de riesgo, cuando vaya en bicicleta o en moto, para evitar golpes en la cabeza.
  • Evite actividades que supongan riesgo de sufrir golpes en la cabeza o traumatismos acústicos.
  • Si quiere hacer submarinismo, debe consultar antes con su médico.
  • No impida que salga el aire de su nariz cuando vaya a estornudar.
  • Suénese la nariz despacio, no tapone a la vez las dos fosas nasales
  • Evite situaciones en las que pueda sufrir cambios de presión en los oídos de una manera brusca.
  • Evite, en la medida de lo posible, viajar en aeroplano.
  • Si tiene un catarro, un proceso alérgico, una infección de oído, nariz o garganta, acuda a su médico para que le prescriba el tratamiento oportuno.
  • Evite las sustancias irritantes al limpiar, si no le queda más remedio que usarlas, entonces mantenga la zona bien ventilada.
  • Si tiene una crisis de vértigo: permanezca tumbado en la cama o en el suelo, absolutamente en reposo y en una habitación tranquila. Enfoque los ojos en un objeto que no se mueva. Si tiene nauseas y vómitos puede tomar alguna medicación para controlarlos (antieméticos). Las crisis suelen durar 1 o 2 días y el restablecimiento es completo.


Fuente

Vértigo
Clínica Universidad de Navarra

GeoSalud, 07 de marzo del 2014

Artículos relacionados